Para que consideremos que se ha cometido un delito debe apreciarse en la persona que ha realizado la acción un elemento subjetivo conocido como culpabilidad. El dolo junto con la imprudencia es una de las dos formas que puede adoptar la culpabilidad, concretamente, la de mayor gravedad.

5 (100%) 6 votes